Follow by Email

jueves, 7 de agosto de 2014

¿TIENES ALGO QUE CONTAR? ¿A QUÉ ESPERAS?

Hola gente de nuevo, me he propuesto ir actualizando el blog asiduamente, con la esperanza de que haya alguien al otro lado, jeje, el silencio tras expresar lo que pienso hace inevitable tener un pequeño síndrome de náufrago. Pero en fin, no pierdo la esperanza de que lo que hago le guste a alguien, y de la misma forma que a mí me motiva ver gente que tiene ilusiones y dibuja, espero poder yo motivar al observador.

En este ocasión, os voy a hablar de qué estoy metido ahora, aparte de mi trabajo habitual que poco o nada tiene que ver con lo que podéis ver por aquí. Pues bien, estoy metido en un guión literario, de una obra clásica que una vez analizada no entiendo porqué se ha catalogado de terror, se trata de: " Frankenstein o el Moderno Prometeo" de Mary Shelley. Y ¿ porqué digo eso de que no me parece una obra de género de terror? Pues bien no me lo parece porque la obra trata de algo muy profundo, como es la vida y la muerte, de hecho considero que es una fábula de la misma. Me gustaría explicar, por si alguno no lo conoce porqué originalmente la obra se llamaba el Moderno Prometeo. Pues bien, Prometeo es un titán de la mitología griega que era protector de los humanos, existe una leyenda que habla de que Zeus en una ocasión se enfadó con la humanidad privándola del fuego, que es el signo de la sociedad y la luz, por lo cual dejó a la humanidad sumida en la más profunda de la oscuridad, como animales salvajes. Prometeo como prueba del Amor que procesaba por los humanos devolvió el fuego a la humanidad. 

En Frankenstein, Víctor Frankenstein devuelve la luz a la muerte de los humanos para dar vida, proeza similar a la de Prometeo.

Pero Frankenstein, es mucho más, es una historia de ambición descontrolada, la cual por propia inercia de la naturaleza lleva a consecuencias indeseables. Pero sobretodo Frankenstein yo la veo como una obra de AMOR, sí como lo leeis de AMOR. ¿ Os habéis preguntado qué es capaz el hombre de hacer por amor? Cuando un ser ama cada detalle de la existencia, cada aroma de la naturaleza, cada rayo de luz que permite divisar el horizonte, cada ley que rige un orden en el tiempo y el espacio, está abocado a profundizar en las entrañas de la propia vida para evitar la muerte entendida como el fin de todo aquello que amamos.

Pero como sabéis, en Frankenstein, hay una criatura nacida noble a partir de la muerte más putrefacta que se pueda imaginar, una criatura dispuesta a amar y a que la amen, pero ¿qué ocurre cuando un ser todo aquello que encuentra no es más que rechazo y odio? Para saberlo podéis leer Frankenstein o bien levantar la mirada y mirar al mundo.

Pues bien, aquí está lo que podría ser el inicio de esta humilde adaptación a dicha obra que tanto me aporta:


Bueno espero que os guste y nos vemos pronto.

PD: podeis opinar, jijiji, un servidor os estará muy agradecido.

viernes, 1 de agosto de 2014

Y DONDE ESTUVISTE EL TIEMPO QUE DESAPARECISTE?...

Tal vez alguien se pregunte donde estuve el tiempo que no dige nada, pues he estado inmerso en una reinvención artística que de tanto en tanto más de uno se toma.

Pues bien ya inicié mis experimentos en color digital como podréis comprobar, el dibujo corresponde a una de mis apuestas para el futuro, de hecho la carta a la que me jugaré en su día en la partida de esto que amo y que se conoce como cómic. Aún para que sea una realidad se requiere tiempo y aprendizaje, pero todo llega.
Por otra parte he estado sumido en un proceso que podría llamar como inmersión en las profundidades artísticas... jaja como suena eso no? No, no estoy bajo los efectos de ninguna sustancia, no es más que analizarme a mi mismo, preguntarme cómo dibujo, y proyectar hipotéticamente hacia donde quiero llegar. Total que tras verme a mí mismo, se trata de apostar por mí o no, la conclusión vosotros mismos la podéis comprobar: apuesto plenamente en mi estilo y a quién no le guste que no mire, jeje.

También he estado metido en un curso de dibujo de Egmont Creative Center, relacionado con el mundo de Disney, concretamente con el pato Donald. Sinceramente, el regusto que me ha quedado del curso ha estado agridulce, ya que ni la enseñanza ni la atención por parte de algunos organizadores no ha estado a la altura de los participantes. Lo mejor que me llevo del curso ha sido conocer una serie de personas y artistas cuya grandeza admiro cada vez que hacen un trazo. Bravo por vosotros. La verdad es que tal vez he sido la nota disonante del curso, un tío sin ningún tipo de formación, más allá de la que le ha llevado los trazos y su espíritu de superación personal, pasé un primer corte y me asignaron un guión para hacer una historieta de pato Donald, pero luego la comunicación  con el director artístico decayó a niveles inaceptables y, sin razón alguna,-la solicité con la intención de poder mejorar puntos débiles-, dejé la aventura de Disney; os dejaré una pequeña muestra de lo que duró la aventura.

Bueno espero que disfrutéis y podáis dar la comunicación que ciertas personas no han sabido darme para ayudar a crecer como artista. Sólo me gustaría decirles a este tipo de personas lo siguiente:

" El saber, el don de plasmar lo que tu alma siente, ha sido un regalo que se te ha concedido para poder compartir, como todas aquellas cosas preciosas en esta vida. Usar este don para vanagloriarse es el peor desprecio al regalo que un día fue concedido".

Hasta pronto!!!